Proyectos de grupo

Estampas del Fin del Mundo

Vicente Jurado López
Coordinador

Luisa Estrada Sanchez

Jorge Noguez Herrera

Roberto García Ortega

Juan Gonzales Naranjo

Fanuvy Nuñez Aguilera

Marco García


La creación artística establece eslabones ininterrumpidos con la sociedad, los grupos dominantes casi siempre determinan y dictan parámetros “temáticos” y “estéticos”, y en paralelo construyen “imaginarios” notorios, en cuanto a sus modalidades de producción y poder. La gráfica pertenece al consumo cultural, es la más persistente y obsesiva, la gráfica a inundado las miradas de todos aquellos que han deseado entender la historia de las sociedades y para la conservación de otras.

Deseamos hacer una revisión gráfica-conceptual, partiendo de percepciones social sobre temáticas diversas. Sabemos que las actuales condiciones de existencia, nos obligan a convocar y a exhibir discursos de “preocupaciones contemporáneas”. Así emplazamos vigorosamente a forjar resultados con una vigencia excepcional, ya que esto abrirá nuevas vías para la reflexión e interpretación del grabado, y su relación histórica con múltiples y variadas manifestaciones culturales donde se articulen nuevos significados de la realidad contemporánea.

Ubicando cada uno de los procesos que comprende la gráfica, decidimos partir de la experimentación; necesaria para profundizar en el conocimiento, donde la imágen dicte los parámetros estéticos, fecundando así nuevos y diferentes métodos de creación e investigación en la gráfica, dentro de las múltiples y variadas manifestaciones plástico-conceptuales.

Para conseguir esto, hemos estado trabajando en distintas jornadas, donde sabemos que no se resuelve por si solo, pero se ha logrado generar la discusión necesaria. Hoy deseosos presentamos este proyecto donde esperamos contribuir y aportar a los nuevos paradigmas de la vida académica, de la investigación y el quehacer artístico en este país.

Introducción

Las diferentes y variadas definiciones a cerca del grabado y/o la gráfica, han desembocado en múltiples criterios, esta actividad al igual que las otras artes, por ningún motivo deberá pertenecer al sistema riguroso del método, al menos esta disciplina se enriquece en la medida que el ensayo y la experimentación facultan la posibilidad de nuevos estilos y concepciones diversas dentro de la gráfica.

Conjuntar las disciplinas de la estampa, ayudara a organizar y fortalecer una visión dentro de las artes, ya que creará nexos de identidad con sectores muy amplios de la comunidad productora visual, al mismo tiempo se construye la posibilidad de establecer vínculos discrepantes en torno al papel que desempeña la gráfica contemporánea en la actualidad.

La imagen eleva argumentos, representa y legitima intereses genealógicos del humano, se ejerce la filosofía desde el ojo, la imagen como la palabra es representativa, pero donde la palabra ya no puede, la imagen redefine hasta donde sea posible, así configuramos al mundo y poseemos esa capacidad del pasado o el futuro, y el presente que nos llevara a las fronteras de la imaginación casi siempre sirviéndonos de Una imagen poderosa.

Elaboración de Proyecto

El Taller de Producción e Investigación Gráfica “Carlos Olachea” se ha caracterizado por atraer proyectos personales de artistas renombrados, y de crear carpetas conjuntas entre profesores artistas de la comunidad y otros, que mantienen su producción en talleres personales. Este proyecto contempla la participación de artistas pertenecientes a dicha comunidad y de generaciones de formaciones distintas, pero coinciden en la conducción que esta Escuela les ha brindado, provienen de diferentes expresiones dentro de la estampa abarcando ampliamente parámetros técnicos-estéticos de la gráfica tradicional y contemporánea.

Para consolidar este proyecto hemos decidido abarcar tópicos que han determinado nuestra participación como productores de imágenes dentro de la sociedad, identificándonos ampliamente en el terreno de que “el arte debe decir algo” ya que la propiedad de la gráfica está relacionada con el mundo.

Partimos de “palabras actuales” que dimensionen y fundamenten conceptos, y procedan al territorio histórico de este arte. El sarcasmo, lo grotesco, el horror, la metáfora, el miedo, la solución, son imperativos de la representación figurativa, las cualidades que esta disciplina ofrece serán explotadas, y la exacerbación de los valores como el gesto, la textura y le relieve quedaran como testigos de un discurso al que constantemente recurriremos.

La evolución tecnológica no debe ser desaprovechada en el quehacer artístico y mucho menos para recuperar formas y métodos del pasado, esto no se contrapone con las técnicas alternativas, por el contrario, germina y enriquece la identidad gráfica.

Planteamiento del problema

Gran parte de que actualmente la gráfica sea considerada como un arte menor, aún cuando han proliferando talleres independientes de producción, y las Universidades Públicas y en especial la ENAP, han sostenido e impulsado esta disciplina, se sabe que es rechazado por sectores privilegiados y antagónicos hacia este arte, esta posición ideológica de desapego no debe sorprendernos, pues casi siempre ha prevalecido en circunstancias dentro de la historia del Arte, reflejando así el pensamiento de la propia época.

Desde esta perspectiva cabría discutir como lo que se dice “arte contemporáneo” ha formado y fomentado conceptos reiterativos de la imágen, la fragmentación del concepto a interferido con el fecundo potencial creativo. También resulta importante es que la producción gráfica se ha vinculado con la conciencia social y la provocación de motivos culturalmente marginales, esto salva en gran medida los vínculos, que se han venido deteriorando con muchas de las actuales practicas artísticas.

Los múltiples eslabones de poder han identificado y controlan las direcciones históricas dentro del arte, determinando las representaciones correctas de una realidad, esto como propiedad exclusiva del comportamiento actual.

Definición de los Objetivos del Proyecto

En términos generales queremos realizar un conjunto de actividades que se encaminen a la investigación y producción de la imágen, partiendo de problemáticas contemporáneas, fijando así la ruta de tiempos verdaderos. Crear la imágen no de manera retórica y escueta, sino haciendo énfasis de la actividad triviada y cómoda que constituye lo ordinario del mundo social y el mundo del arte, que por ningún motivo deberían estar alejadas pero que hoy se conciben así.

Recolectar todo tipo de procesos plástico-creativos, la experiencia y habilidades que se puedan compartir entre los miembros del proyecto, creara nuevos vínculos y forjará nuevas visiones de trabajo en colectivo.

Es importante que desde la gráfica se discutan los grandes temas que reúne el arte; los medios de producción, de distribución, la industria de la cultura, ¿la moda del arte es gusto?, y un sin fin de temas que desde esta disciplina se deben abordar. Nos identificamos con paradigmas donde se generen experiencias estéticas con disposición humana, donde la formas y modos se encaminen a la sensibilidad y a la provocación del espectador, no pretendemos, de ninguna manera, por ningún motivo, que la obra realizada dentro de un espacio donde germina el conocimiento, sea atemporal y carente de discurso.

Pretendemos configurar referentes gráficos y organizar conceptos más o menos coherentes, donde se puedan definir conceptos, y nos permita abrir la discusión entre lo artístico y/o lo estético.

Particularmente y al concluir la obra, necesariamente deberá ser mostrado el resultado, no proponemos otra cosa que no este encaminado a la difusión, la reflexión y la discusión. Los sitios podrán ser diversos y no nos molestaría que la obra se mostrara en la galería que pareciese más “boutique”, pasando por museos, centros y galerías institucionales, hasta ofrecerla de manera simultánea en los lugares más “impersonales” y por momentos los “excesivamente sobrepoblados” como lo son las estaciones del metro de la Ciudad. Para nosotros la finalidad es que “el espectador realice su propia experiencia” reflexione, determine y lo disfrute, y que el critico y el curador de arte, hagan lo mismo.