Programa de modelado Norma Barragan

Introducción

Debo comenzar haciendo un énfasis en que el curso, no busca significar la forma, sino generar la posibilidad de significación de esta, lo cual implica una tendencia hacia la sistematización de nuestra practica y con esto se plantea, lo que seria el proyecto de investigación personal.

 El asunto del taller es que el aprendizaje se da haciendo, no se hace reflexionando, la reflexión se genera en el hacer, por lo que como docente el desarrollar el planteamiento de los ejercicios es fundamental y es en el plan de trabajo particular donde adquiere presencia central y generadora. Aquí presento, como se me pide, el programa de asignatura, que seria la estructura que organiza los planteamientos y conceptos de la materia; son los ejercicios los que de alguna manera toman de todo y lo van desarrollando, a través de ellos se presentan los conceptos, con un mínimo de conocimiento que se establece en cada etapa y que sirve para conectar la siguiente, para de esta manera ir complejizando y desarrollando una sensibilidad para valorar en un principio el modelo, reconocer en él las cosas que se perciben y reconocer que al valorar al modelo lo convertimos en un pretexto y tendremos que desarrollar la capacidad de vincular esto con una forma x para convertir este pretexto en un motivo que nos ayude a potencializar la capacidad expresiva para encontrar la relación entre motivo e intención que se da a través de su sensibilidad, y que se valora por medio de la especulación formal en el hacer. De este modo, de tener un modelo frente a ellos, se les habla de una cosa que no esta frente a ellos, es decir, algo que se extiende hasta abarcarlos, incluso cuando se desplazan, así los ejercicios en sus dinámicas nos ubican en el desplazamiento de un modelo a un acontecimiento o situación que se genera, en principio como modelo, después como pretexto, que procesan como motivo y que construyen como intención; al tener una intencionalidad constructiva la coherencia de esa forma construida con los valores reconocidos a través de su sensibilidad nos lleva a plantear la plasticidad en la presencia de la imagen, y todo lo que hagan en su modelado comienza a ser tan significativo que tienen

que generar una precisión de trazo en el orden de los volúmenes y en la coherencia de la construcción de la forma, es ahí cuando se habla de identidad, no de parecido, se hace evidente que se puede ser  preciso en el planteamiento, cosa que antes de conocer el proceso no se lograba, por el hecho de buscar el parecido con el modelo, la intención genera una claridad de trazo que significa con mucha precisión lo que quieren hacer.

En el programa no aparece como conocimiento central el asunto de la técnica y el material, hay razones para ello, vemos la materialidad, pero más en el sentido del carácter de los materiales, no con un afán animista donde el material tiene un alma, sino que tiene unas ciertas maneras de comportarse, y en cuanto a la técnica, en el curso no pretendemos conservar los resultados formales, pues no se desarrolla la idea de obra terminada, lo que si se experimenta en el taller es en el procedimiento de significación, y esto conlleva una cierta habilidad y desarrollo de destrezas en este fenómeno, el desarrollo de habilidades psicomotrices se obtiene como consecuencia, no es un asunto que sea objetivo del curso.

 Así pues, los ejercicios son una dinámica que se vuelve más y más compleja, que principia en un punto que es un conocimiento muy generalizado y termina en un conocimiento complejo de lo ya conocido, por principio se dan cuenta cuando su intencionalidad corresponde a un esquema  constructivo y cuando generan la posibilidad de romper ese esquema, en el momento que de una intención llegan a una idea que es comparable a la forma y la aprovechan para reflexionar y cuestionar, convierten a la forma en una herramienta, una herramienta para pensar a través de la posibilidad plástica de la reflexión y la concreción de un pensamiento, porque es ahí donde se concreta.

Programa para la materia de modelado

 

 

Objetivo del curso.-

Entender la construcción formal de la escultura como una forma significativa:

 

A través de un proceso de valoración formal y especulación constructiva, el alumno entenderá que la significación de la forma escultórica corresponde a una vinculación coherente entre su intensión y su capacidad expresiva y que en la forma significativa los elementos o cualidades no son contenidos, sino que constituyen la forma.

 

Temáticas generales.-

 

El volumen:

 

Entendido como una entidad concreta, una forma que deriva de espacios sociales concretos en su concepción o en su realidad material concreta y que es susceptible a un proceso formal de manipulación y significación.

 

El espacio:

 

Entendido como una entidad concreta y temporal que adquiere forma a través de los limites físicos de los volúmenes para así adquirir significación y forma y que esta constituida por lo temporal, parámetro que posibilita los sucesos y que junto con lo volumétrico crean una realidad irreductible.

 

La estructura:

 

Entendida como una totalidad material y espacial generada por la coherencia e interrelación de sus elementos, elementos interdependientes que pierden su función separados del conjunto.

 

Campos de conocimiento:

 

– Esquemas de pensamiento constructivo.

– Percepción y sensibilidad.

 

Estrategia metodológica:

 

–       El objeto al frente.- Estructura y forma del volumen y el espacio.

 

 

Temáticas particulares:                                    Tácticas didácticas

 

– Valoración                                                       – Modelo

 

– Significación                                                    – Pretexto

 

  Segundo semestre

 

 

Campos de conocimiento:

 

– Valoración de las posibilidades de significación

– Coherencia constructiva

 

 

Estrategia metodológica:

 

–       El objeto en torno.- Consideraciones sobre lo objetual, lo espacial y lo temporal

 

 

Temáticas particulares:                                     Tácticas didácticas

 

– Orden                                                              – Motivo

 

– Coherencia formal                                           – Intensión

 

– Plasticidad                                                       – Modelado

Desglose temático

 

Valoración.-

A través de la observación se desarrolla la capacidad perceptual y sensible para identificar valores en la forma, en un primer momento valores como la ubicación, la proporción, la dirección, etc. generada por el modelo, para posteriormente complejizar en la valoración de las relaciones en su propio modelado.

 

 

Significación.-

La posibilidad formal de vincular lo percibido y lo construido por medio de la valoración, nos permite que en la construcción aparezca la forma significativa, que se podrá volver mas y más compleja al ir sensibilizando cada vez mas nuestra percepción, nuestra capacidad de valorar relaciones complejas en la forma nos permitirá practicar en la elaboración  de herramientas significativas.

 

 

Orden.-

La articulación  en la forma demuestra un orden que se establece en la disposición de sus interrelaciones o elementos en relación con la valoración que su percepción y sensibilidad hace de la realidad y que muestra que las ideas tienen una forma precisa.

 

 

Coherencia.-

La coherencia se construye entre la intensión y la forma, y aparece en esta como una congruencia entre los elementos que la constituyen.

 

Plasticidad.-

En la coherencia constructiva se construye el sentido de plasticidad, cuando la forma significa tan claramente que constituye una provocación a la reflexión sobre su intencionalidad.

 

Formas de evaluación

 

 

 

– Es importante que el alumno desarrolle los ejercicios de cada sesión y participe en los análisis formales que se hacen de manera grupal, por lo que uno de los principales parámetros de evaluación es la asistencia.   40%

 

– El curso esta dividido en cinco etapas: modelo, pretexto, motivo, intención y modelado. Al final de cada etapa el alumno deberá concretar en la forma construida, con claridad, los conceptos principales del problema planteado en esa etapa, modelado que será evaluado en forma individual.   30%

 

– El alumno deberá llevar una bitácora en la  que registrara los conceptos y parámetros que se concreten en los análisis de cada sesión, que presentara al final de cada etapa con una serie de conclusiones que le permitan organizar coherentemente los conocimientos adquiridos. Se espera que al finalizar las cinco etapas la bitácora reconstruya, en forma parcial el programa de la asignatura.    20%

 

– Se toma en cuenta la participación en las dinámicas técnicas de moldeo y vaciado en yeso, al final del curso se realizan de uno a tres vaciados de las formas en las que mayor precisión alcance en la significación, y estas serán valoradas en su nueva dinámica material.    10%

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *