Cuatro autores, cuatro miradas.

Porque observando también se aprende les dejo cuatro imagenes de cuatro diferentes ilustradores que manejan la técnica de lavados degradados por tono en acuarela con ciertas variantes.

El primero es Ricardo Peláez, mexicano; observen el gran trabajo de sombras y luces en el rostro del personaje y el contraste entre lo detallado del rostro y lo sintético de los demás elementos (cuerpo, león, etc.). El fondo es accidente controlado con una ligera textura en la parte superior del plano, justo donde están las caritas representando el sol y la luna. ¿Ya adivinaron de qué es la textura?. La composición en “Z” hace que nuestra mirada recorra la ilustración a partir de la luna resuelta en azul, siga hasta el sol, baje por el personaje principal -que ocupa un lugar predominante en la ilustración- y termine en la cola del león sobre el que cabalga el humano.

El siguiente -también compatriota nuestro- es José Quintero; si ustedes prestan atención el efecto de este cielo tormentoso está conseguido al permitir que la acuarela se corte formando las nubes. Vean los fundidos de color aplicados en el cielo y en ciertas partes del rostro de Buba (la niñita) y de la pequeña muerte. Revisen la paleta de colores empleada, la armonía cromática y el impacto visual de la imágen. Aquí la composición está basada en un triángulo: el ojo mira el elemento de más contraste -la luna, resuelta en un amarillo medio- sigue a la calavera pues hay un elemento visual de peso que atrae primero la mirada -el hacha levantada- y termina su recorrido en la niñita, cuyo peso visual descansa predominantemente en su cabello. ¿Ya notaron cómo se construyó la tensión en esta ilustración?, ¿la inminencia del peligro, la fatalidad que se cierne sobre la pequeña?.

Esta imagen pertenece a un librito electrónico que el autor subió hace tiempo a su página web y que decidió distribuír de forma gratuita -si, leyeron bien- a todas aquellas personas que lo desearan. Si están interesados en descargar este librito les dejo el link:

http://planetabuba.net/secciones/downloads/ebooks/ebooks.html

El siguiente autor es alemán, Joerg Hartmann; la paleta de colores utilizada por este ilustrador es más sobria pero efectiva… tendiendo al realismo. Hay un buen uso de los lavados planos y las veladuras. El delineado de sus imágenes está hecho con tinta china aplicada con plumilla ¿qué tal?. La composición está basada en una “S” invertida de tal manera que entramos por la onomatopeya que representa el sonido del teléfono, bajamos gracias al apoyo de los cuadros pequeños donde se observa que el personaje despierta y contesta la llamada, seguimos hacia abajo por el cuadro más grande -donde está la mansión enorme-, bajamos a la escena donde dos personajes caminan cerca de lo que parece un invernadero y terminamos nuestro recorrido hacia la derecha en los dos últimos cuadros con el close-up del personaje que tiene una corbata azul.

Si quieren conocer parte del proceso técnico de elaboración de ésta historieta llamada Wilsberg aquí les dejo el link a su blog:

http://wilsbergcomic.blogspot.com/

Finalmente les comparto esta imagen del ilustrador italiano Roberto Innocenti; el cielo también se resolvió en base a un accidente controlado y para las zonas blancas se utilizó una esponja para absorber el color mientras estaba todavía húmedo el pigmento, creando interesantes efectos de luz ahí donde se rescataron los blancos. El mar, el personaje y algunos elementos en la playa fueron delineados con negro utilizando un punto muy fino para no distraer demasiado la atención de la escena. El formato apaisado de la imagen así como la composición en horizontal nos invitan a entrar en un estado puramente contemplativo, todo está en calma, la falta de líneas curvas nos obliga a pausarnos, a recorrer linealmente y más despacio la escena, a tomarnos nuestro tiempo para detenernos en los detalles, a “saborear” la imagen.

Para cerrar este breve análisis noten cómo en lo relativo al color también hay cosas interesantes, las paletas cromáticas empleadas por los ilustradores mexicanos son más vibrantes y deshinibidas, con combinaciones y armonías más audaces, ya que las imagenes exploran más el lado onírico, fantástico de sus temas. En los europeos, la aplicación de color es más contenida, más sobria, sus armonías representan el lado realista, concreto, tangible de los temas que abordan.

Como hemos podido observar, la técnica de la acuarela posee ciertas características básicas observables en estos cuatro autores, lo que diferencía a su vez a cada uno de ellos es la utilización de ciertas variantes que tienen que ver con texturas, efectos pictóricos propios del medio y gama de colores aplicados de acuerdo a una sensibilidad e idiosincracia particulares al servicio de la comunicación en la solución de un problema visual concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *