Monthly Archives: diciembre 2011

El diseño de personajes en la práctica.

Como en toda metodología de diseño, una vez que se detecta una necesidad de comunicación (en este caso la solicitud por parte de un cliente de realizar una mascota o un personaje para determinada finalidad), se procede a hacer un acopio y análisis de datos clasificados ( esta etapa involucra investigación documental e iconográfica para tener elementos conceptuales a la mano con los que se resolverá el problema visual planteado) para poder realizar una estructuración de conceptos a transmitir (que por lo regular es una primera etapa de bocetaje donde se generan variantes de la propuesta de diseño del personaje y se someten al riguroso filtro de la crítica para utilizar la versión que cubra las necesidades y especificaciones del cliente) y finalmente se llega a la etapa de producción del recurso que satisfaga esa necesidad de comunicación (es aquí donde se trabaja ya sobre el boceto elegido empleando los recursos de representación pertinentes) para finalizar el proyecto.

Observen esta ilustración: el estilo no me encanta pero podemos encontrar en sus personajes las cualidades visibles expuestas en la entrada anterior. El autor es Sergio Ordoñez, un diseñador español que realiza entre otras cosas diseño de mascotas y personajes para diversos fines.

Les dejo el link donde explica paso a paso la metodología que empleó para este proyecto en particular. Leanla con ojos críticos, les va a ser de utilidad.

http://www.sosfactory.com/blog/how-to/mascot-design/mascot-design-in-real-time-order-psdtuts/

Una vez resuelto el diseño del personaje conviene realizar estudios del mismo para conseguir mantener una homogeneidad de estilo. Debemos ser capaces de visualizar a nuestra creación desde diversos ángulos con la finalidad de hacerlo creíble. Les pongo aquí los links a varias páginas de ilustradores que se dedican al diseño de personajes para que estudien y analicen sus respectivos trabajos:

El primero, Nikolas Ilic:

http://nikolas-ilic.blogspot.com/

El segundo, Maxime Mary:

http://makismlost.blogspot.com/

El tercero Brett Bean:

http://www.2dbean.com/#!

La cuarta y última Elsa Chang:

http://elsasketch.blogspot.com/

¡Está vivo! Reflexiones en torno al diseño de personajes.

Existe una necesidad emocional a cubrir en el momento en que se necesita un personaje para comunicar una idea. Como profesionales del diseño utilizamos ciertos elementos gráficos: líneas, formas y color dispuestos en un determinado orden -composición- para ser leídos e interpretados por otras mentes con una finalidad comunicativa y a veces estos elementos son muy sintetizados y/o abstractos. Sin embargo a menudo el lector echa de menos el elemento figurativo humano. Somos una raza eminentemente antropocentrista… los humanos aman a los humanos y a cualquier edad necesitamos un elemento emocional que nos vincule con el mensaje o idea que se quiere transmitir.

Esto es observable en la naturaleza. En el campo de lo visual hay un elemento clave que hace que la mente del lector sea estimulada de inmediato: la simetría. El término simetría ( Del lat. symmetría) “es la correspondencia exacta, en forma, tamaño y posición de las partes de un todo.” La simetría es la tarjeta de presentación de la vida. Gracias a ella hemos aprendido a reconocernos unos a otros en la naturaleza. Al ver una imagen la mente humana busca lo que los biólogos han llamado “simetría bilateral”, en la que los elementos que componen a un organismo son reflejos del lado opuesto, es decir, un ojo derecho es el reflejo del izquierdo, etc. Cuando nosotros percibimos en el otro rasgos similares, es decir, elementos con los que nos podemos identificar, en concreto dos ojos, una nariz y una boca sentimos que estamos en terreno familiar. Este elemento clave nos lleva a pensar: “sí, este animal es como yo. Es una cosa viva.” Dentro de estas consideraciones un personaje se convierte en el recurso visual que nos lleva de la mano a través de cierto discurso, de cierta idea, de cierta historia sólo si podemos reconocernos en él. Ese vínculo emocional promueve en el lector su interés y atención.

Para que el diseño de un personaje sea verdaderamente eficaz es necesario no solamente ser capaces de dibujar un humano reconocible sino lograr que el receptor lo retenga en su memoria gracias a tres cualidades visibles:

1- Distinción visual, conformada por un cuerpo, cara y vestuario distintos y memorables. Al acentuar las diferencias en el rostro y complexión corporal con respecto a otros personajes se estimula la memoria visual del receptor en la identificación inmediata del personaje diseñado, así como se refuerza al mismo tiempo su singularidad e individualidad.

2- Rasgos expresivos, conformados por el lenguaje corporal ( la postura que adopta al estar de pie, al caminar, cómo alza la cabeza, cómo mira, etc.) los manierismos al hablar (como mirar de frente o evitar la mirada, tomarse la barbilla con la mano o rascarse la cabeza, etc.) y las expresiones faciales particulares del personaje (alzar una o las dos cejas, fruncir la nariz, torcer la boca en alguna forma en particular, mojarse los labios, etc.).

3- Una paleta de colores específica asociada al personaje; como hemos visto, a través del uso subjetivo del color es posible representar emotiva y psicológicamente cualquier cosa; al establecer un código de color específico y constante en la representación de nuestro personaje permitimos al lector la asociación inmediata con el mismo y si esa combinación cromática es acertada y estimulante permanecerá durante mucho tiempo en la memoria del espectador.

Sin embargo, ninguna de las anteriores cualidades visuales serán suficientes si antes no cubrimos un objetivo básico antes de empezar el proceso de bocetaje: averiguar qué hace único a cada personaje y poner esas cualidades antes que nada.

Observen estos cuatro personajes y piensen si los reconocen. ¿su diseño es único?, ¿tienen carácter y personalidad?, ¿qué paleta de colores observan en cada uno de ellos?, ¿el diseño y color es congruente con la personalidad de cada uno de ellos? Y finalmente ¿son memorables?.