Monthly Archives: septiembre 2011

Cuatro autores, cuatro miradas.

Porque observando también se aprende les dejo cuatro imagenes de cuatro diferentes ilustradores que manejan la técnica de lavados degradados por tono en acuarela con ciertas variantes.

El primero es Ricardo Peláez, mexicano; observen el gran trabajo de sombras y luces en el rostro del personaje y el contraste entre lo detallado del rostro y lo sintético de los demás elementos (cuerpo, león, etc.). El fondo es accidente controlado con una ligera textura en la parte superior del plano, justo donde están las caritas representando el sol y la luna. ¿Ya adivinaron de qué es la textura?. La composición en “Z” hace que nuestra mirada recorra la ilustración a partir de la luna resuelta en azul, siga hasta el sol, baje por el personaje principal -que ocupa un lugar predominante en la ilustración- y termine en la cola del león sobre el que cabalga el humano.

El siguiente -también compatriota nuestro- es José Quintero; si ustedes prestan atención el efecto de este cielo tormentoso está conseguido al permitir que la acuarela se corte formando las nubes. Vean los fundidos de color aplicados en el cielo y en ciertas partes del rostro de Buba (la niñita) y de la pequeña muerte. Revisen la paleta de colores empleada, la armonía cromática y el impacto visual de la imágen. Aquí la composición está basada en un triángulo: el ojo mira el elemento de más contraste -la luna, resuelta en un amarillo medio- sigue a la calavera pues hay un elemento visual de peso que atrae primero la mirada -el hacha levantada- y termina su recorrido en la niñita, cuyo peso visual descansa predominantemente en su cabello. ¿Ya notaron cómo se construyó la tensión en esta ilustración?, ¿la inminencia del peligro, la fatalidad que se cierne sobre la pequeña?.

Esta imagen pertenece a un librito electrónico que el autor subió hace tiempo a su página web y que decidió distribuír de forma gratuita -si, leyeron bien- a todas aquellas personas que lo desearan. Si están interesados en descargar este librito les dejo el link:

http://planetabuba.net/secciones/downloads/ebooks/ebooks.html

El siguiente autor es alemán, Joerg Hartmann; la paleta de colores utilizada por este ilustrador es más sobria pero efectiva… tendiendo al realismo. Hay un buen uso de los lavados planos y las veladuras. El delineado de sus imágenes está hecho con tinta china aplicada con plumilla ¿qué tal?. La composición está basada en una “S” invertida de tal manera que entramos por la onomatopeya que representa el sonido del teléfono, bajamos gracias al apoyo de los cuadros pequeños donde se observa que el personaje despierta y contesta la llamada, seguimos hacia abajo por el cuadro más grande -donde está la mansión enorme-, bajamos a la escena donde dos personajes caminan cerca de lo que parece un invernadero y terminamos nuestro recorrido hacia la derecha en los dos últimos cuadros con el close-up del personaje que tiene una corbata azul.

Si quieren conocer parte del proceso técnico de elaboración de ésta historieta llamada Wilsberg aquí les dejo el link a su blog:

http://wilsbergcomic.blogspot.com/

Finalmente les comparto esta imagen del ilustrador italiano Roberto Innocenti; el cielo también se resolvió en base a un accidente controlado y para las zonas blancas se utilizó una esponja para absorber el color mientras estaba todavía húmedo el pigmento, creando interesantes efectos de luz ahí donde se rescataron los blancos. El mar, el personaje y algunos elementos en la playa fueron delineados con negro utilizando un punto muy fino para no distraer demasiado la atención de la escena. El formato apaisado de la imagen así como la composición en horizontal nos invitan a entrar en un estado puramente contemplativo, todo está en calma, la falta de líneas curvas nos obliga a pausarnos, a recorrer linealmente y más despacio la escena, a tomarnos nuestro tiempo para detenernos en los detalles, a “saborear” la imagen.

Para cerrar este breve análisis noten cómo en lo relativo al color también hay cosas interesantes, las paletas cromáticas empleadas por los ilustradores mexicanos son más vibrantes y deshinibidas, con combinaciones y armonías más audaces, ya que las imagenes exploran más el lado onírico, fantástico de sus temas. En los europeos, la aplicación de color es más contenida, más sobria, sus armonías representan el lado realista, concreto, tangible de los temas que abordan.

Como hemos podido observar, la técnica de la acuarela posee ciertas características básicas observables en estos cuatro autores, lo que diferencía a su vez a cada uno de ellos es la utilización de ciertas variantes que tienen que ver con texturas, efectos pictóricos propios del medio y gama de colores aplicados de acuerdo a una sensibilidad e idiosincracia particulares al servicio de la comunicación en la solución de un problema visual concreto.

Tres videos.

Tal como les comenté en clase les dejo estos tres videos de dos profesionales en acción. El primero corresponde a Alex Ross, ilustrador norteamericano y los dos siguientes a Quentin Blake, de nacionalidad británica.  Observen el tamaño de los originales que trabajan y los recursos utilizados en su oficio. Me parece particularmente interesante la forma de trabajar del señor Blake, ya que es muy libre y espontáneo pero muy riguroso al mismo tiempo, si algún boceto no lo termina de convencer lo guarda y  trabaja de nuevo la idea varias veces hasta que la composición o la actitud del personaje o el conjunto en sí mismo le satisfacen.

Alex Ross

Quentin en acción 1

Quentin en acción 2

Diferencia entre veladura y lavado.

Existen varios términos técnicos que a menudo son confundidos en el medio -particularmente en el terreno de la ilustración-, como en el caso concreto de la palabra lavado que muchas veces es utilizada para hablar de una veladura. Es conveniente conocer la diferencia entre éstos dos términos que aunque sutil puede dar lugar a muchas confusiones en el momento de utilizar una técnica en específico y cuyos resultados finales pueden verse influenciados por este error de concepto.

En lo que respecta a la acuarela un lavado es una película uniforme de pintura bien diluída en agua que se puede aplicar de diferentes formas: se puede cubrir toda la superficie del papel o el área a pintar con un tono uniforme que sirva como base de color para otros lavados; se puede degradarlo tonalmente de oscuro a claro o viceversa; se puede realizar un fundido de color mediante dos lavados planos de dos diferentes colores aplicados desde dos diferentes direcciones pero que convergen en un punto del área a trabajar -generalmente al centro del plano-, etc. ¿Les suena conocido? Efectivamente, es el principio de la acuarela, por lo que podemos afirmar que al hablar de un lavado estamos hablando implícitamente de la técnica en sí.

Ahora veamos qué significa veladura: es una película de color transparente extendida sobre una pintura preliminar seca que produce un tercer color como consecuencia de la superposición de pigmentos. El resultado final es una mezcla óptica de colores, más que una mezcla física. Aunque la veladura tiene su origen en el óleo también es utilizada en técnicas como la pintura acrílica, el gouache y -adivinaron- la acuarela, medio en el cual se producen obras notables gracias también a la transparencia característica de la técnica en sí. Como consecuencia al hablar de una técnica de transparencia nos referimos a la técnica de veladura en acuarela.

En la ejecución apropiada de una veladura existen ciertas condiciones que es preciso observar para un mejor resultado final:

  1. Se debe comenzar aplicando un tono base muy diluído como fondo de color. La razón es sencilla, es más dificil aplicar un color claro sobre un fondo oscuro, ya que debido a su transparencia no se observarán cambios perceptibles. Es más conveniente comenzar con un color claro e ir progresando gradualmente hacia los colores más oscuros mediante veladuras sucesivas de color.
  2. El tono y color del lavado inicial -el que nos servirá como base o fondo para las posteriores veladuras que se aplicarán- deben ser elegidos en función del color dominante de la imagen final. Un lavado azul oscuro como color base no resultará práctico si nuestro primer plano será resuelto con amarillos y ocres.
  3. Siempre debemos comenzar a aplicar la veladura una vez que el lavado previo haya secado totalmente.
  4. Determinar cuidadosamente la intensidad necesaria de cada veladura de color para evitar emplear demasiadas capas superpuestas de pigmento, ya que un exceso de capas de color provocará que el resultado final se vea opaco.
  5. Aplicar pinceladas rápidas y seguras para evitar que se altere la pintura subyacente.

Para finalizar les dejo una muestra de cuál debe ser el resultado final que buscamos en el nuevo ejercicio de transparencia o veladuras que vimos en clase.

tercer ejercicio de color plano