Dibujo de memoria y otros estudios rápidos
Exceptuando los ejercicios de contorno, no hay dibujo que no sea de memoria. Entre lo que vemos y dibujamos, memorizamos lo que observamos. Dibujamos parte por parte y las unimos como un todo de acuerdo con nuestro plan.
El mejor plan es ver la figura en su totalidad. El ejercicio más simple es el estudio rápido del gesto, el segundo, de la memoria es una variante. Puesto que no dibujamos mientras el modelo posa, no atendemos los detalles específicos ya que nos concentramos en la expresión, la cual unifica las partes del todo.

Dibujo de memoria
La modelo realiza una serie de tres poses durante 30 segundos en cada pose y bajar de la plataforma. En el minuto siguiente haremos dibujos del gesto de las tres poses sin importar la secuencia y sin importar la claridad del recuerdo. Después la modelo continúa con otras tres poses distintas. El objetivo no consiste en recordar las posiciones como lo hacemos al memorizar un poema en el que no memorizamos la forma de las letras. Debemos sentir el movimiento con el cuerpo, no sólo con la mano. Al principio no sabremos por dónde empezar o no recordar nada, no importa, dibujemos los que sean. Poco a poco iremos recordando por lo menos una de las poses hasta lograr dibujar las tres. No es necesario que las poses estén relacionadas entre sí y tampoco un método para memorizar como esfuerzo intelectual porque se pierde la conexión con los sentidos. Una vez que logremos recordar las tres poses, agreguemos una cuarta y las más que podamos recordar. (después de un año, algunos alumnos recordaron hasta diez poses). Recordar mentalmente puede ser imposible, pero se puede lograr con la sensación [la expresión del gesto] de la pose. Este ejercicio se asemeja a la mecanografía, si tratamos de recordar las letras conscientemente no podemos confundir, pero si confiamos en el tacto será más fácil. De hecho la J y la F tienen marcas para ubicar la posición de los dedos sobre el teclado.
Ejercicio 9 Movimiento
La modelo da una pose de pie, en la siguiente gira el torso sobe la pierna de apoyo sin moverla [como en el juego de twist] para dar otra pose para luego regresar a la primera. La modelo debe repetir el movimiento de una pose a la otra, en ocasiones lentamente y en otras naturalmente.
Hacemos un dibujo del gesto de la posición inicial y sobreponemos el segundo dibujo de la posición final en el mismo papel. Es importante mover el lápiz de acuerdo con el movimiento de la modelo. Las poses de la modelo pueden ser acciones naturales que permitan que cierta parte del cuerpo permanezca en la misma posición. Por ejemplo, girar el torso al voltear a saludar a alguien. Acciones deportivas.

Ejercicio 10. Poses Descriptivas
Describir una pose que el modelo hará pero no posará. A partir de la descripción hacer un garabato durante un minuto después la modelo hará la pose y la dibujaremos en otro papel. La descripción de la pose la hacemos con los alumnos. La descripción es un buen ejercicio porque pre visualizamos las posturas y sus variaciones infinitas. Las poses deben ser simples y naturales sin gran detalle. Describirla en términos generales, parecido a las poses de movimiento, aunque aquí únicamente un movimiento, ya sea el final, el intermedio o el inicial.
Ejercicio 11. Poses Inversas
La modelo posa y dibujamos un garabato como si fuera el reflejo de la pose en un espejo. Lo que está del lado derecho, lo dibujamos del lado izquierdo, lo de atrás lo dibujamos adelante. También podemos hacer este ejercicio con objetos.
Ejercicio 12. Poses Grupales
Se pide a dos o tres personas posar naturalmente en acciones cotidianas. No debemos dibujar una persona y luego la otra, la idea es dibujar el conjunto como unidad.
Las poses grupales son muy útiles para dibujar a otros modelos y al que posa ayuda a experimentar y comprender la naturaleza que impulsa la expresión de la pose.
Cuando se dibuje a solas intentar posar por nuestra cuenta. Hagamos la pose durante unos dos minutos sin visualizarla, trata de sentir la expresión del gesto, su esencia. Pensar en todo como unidad. Como una palabra, no como letras aisladas. Sentir cómo se distribuye el peso. Entonces empezar a dibujar garabatos de la expresión del gesto.
Ejercicios rápidos de memoria
Hacer dibujos rápidos combinando: movimiento, descripción, inverso y grupal. Primero observar la(s) pose(s) y luego que la modelo sale de la base empezar a dibujar.

Modelado con plastilina y con alambre
Para el ejercicio de peso y modelado Nicolaides compara el ejercicio con el de un escultor cuando modela con plastilina. Con esta idea hicimos el ejercicio con plastilina para experimentar el modelado en el espacio y compararlo con el dibujo en el plano bidimensional.
El resultado debe ser burdo, sin detalles, únicamente agregamos la cantidad de plastilina necesaria para obtener el peso de la forma hasta llegar al borde o superficie interna. Después se modela el borde o superficie externa de la forma para definir la forma en términos de volumen no de claroscuro.
Con un rollo de alambre delgado también podemos modelar reproduciendo la forma como lo hacemos en el ejercicio de la expresión del gesto donde trazamos un garabato. La idea entonces es la de, a diferencia de enrollar ordenadamente en el dibujo del peso, en el gesto se enreda caótica y súbitamente alrededor de la forma. El alambre va de un lado al otro de la forma, de arriba a abajo, de izquierda a derecha y de frente hacia atrás.
Algunos alumnos lograron mejores dibujos de la expresión del gesto, del peso y del modelado después de la experimentación con plastilina y con alambre.
Con ambos ejercicios experimentamos la tridimensionalidad de la forma en el espacio.
5X15
Los alumnos posaron para el ejercicio de poses grupales. Pedí posaran como boxeadores en una serie de tres poses. Después sugerí una pose a partir de una escena cinematográfica, lo que nos llevó a recordar imágenes cinematográficas para realizar ejercicios rápidos de memoria sin modelo en la plataforma. Combinamos los ejercicios de poses descriptivas con las de memoria.
Lo siguiente fue pedir que plantearan un ejercicio, la alumna x sugirió hacer dibujos del movimiento. A partir del ejercicio de movimiento, pedí que dibujaran libremente una secuencia de diez dibujos para que después, por medio de la computadora veamos los dibujos en movimiento. Se pueden hacer dibujos en una tableta wacom.
Dibujo modelado en tinta
Este ejercicio es exactamente igual que con la crayola. En este lo hacemos con bolígrafo.
La composición diaria
Es un dibujo de memoria en forma de garabato, pero en lugar de dibujar una persona u objeto, dibujamos la relación con el entorno. Utiliza un cuaderno media carta. Debemos recordar algo que ocurrió el día anterior, dibujar simple y rápidamente en cualquier orden tratando de recordar la posición de la o las personas de los objetos durante no más de quince minutos, uno diariamente. No hay que corregir nada, las composiciones no deben ser complicadas, pero si dibujar el sentido dramático de cualquier actividad cotidiana. Al igual que con los ejercicios anteriores, en particular el del movimiento. Debemos ver la imagen del todo como la unidad visual.
El ejercicio se considera como una tarea diaria independiente al curso. El resultado no interesa, lo importante es hacerlo. Algunos podrán hacerlo por el resto de su vida. Inicia con el garabato hasta encontrar la propia manera de hacerlo.
Dibujo modelado con acrílico.
Variedad de medios. Este es el tercer medio para dibujar. Cada medio enriquece a los otros. La práctica con carboncillo, lápiz, pluma, plumín, crayola aportan al acuarela. La interacción de medios es parecida al aprendizaje de un nuevo lenguaje. El empleo de dos lenguajes se enriquece mutuamente. El hecho de traducir la idea y la imagen de un lenguaje a otro fortalece el concepto. Sin embargo, la dificultad que presenta un nuevo medio, al igual que las dificultades de un nuevo lenguaje nos retorna al significado que queremos o necesitamos expresar ya que el medio únicamente puede utilizarse correctamente en relación con nuestra comprensión del significado.

Dibujo modelado con acrílico.
Materiales: papel de estraza, acrílico blanco, gris y negro, pinceles No. 9, trapos, recipiente para agua y godete.
Básicamente este ejercicio es igual al de modelado con el borde de la crayola. El uso de blanco, gris y negro sirve para distinguir la configuración del volumen, no la del claroscuro. Empezamos por el más claro (blanco) para modelar la forma del centro hacia fuera. Con el gris continuamos para los contornos cruzados (verticales y horizontales) al final con el negro detallamos el volumen, no la figura ni la forma.
Estudio del ángulo recto
La modelo está sentada frente a nosotros, el pie derecho ligeramente hacia delante alineado con la rodilla. El pie izquierdo ligeramente hacia atrás tocando el piso con los dedos. La mano derecha sobre la rodilla derecha y la izquierda en la cintura.
No se trata de dibujar lo que vemos de frente, sino como lo veríamos del lado derecho. Lo hacemos en forma de garabato de acuerdo a la expresión del gesto y tomemos como puntos de referencia los pies, codos, manos y hombros, como imaginamos la relación estructural. Podemos hacer pausas para visualizar la posición y relación de las partes. Al terminar vemos a la modelo del lado derecho para revisar las diferencias de la pose con nuestro dibujo sin corregirlas.
Para este ejercicio también es útil dibujar objetos.
Ejercicio de contorno (30 min) y ejercicio de contorno rápido (5 min)
Ejercicio de la cabeza
El rostro se caracteriza por ser la parte del cuerpo que expresa con más intensidad todas las emociones. En este ejercicio dibujaremos no más allá del busto haciendo los ejercicios de Contorno, Gesto (curvo y recto), peso y modelado con crayola, pluma, pincel, plastilina y alambre. Es importante considerar que cuando dibujemos el rostro lo hagamos de manera que el tiempo sea el mismo que nos toma en un dibujo del cuerpo. En ocasiones se pide que no dibujemos la cabeza porque, al ser más compleja y expresiva se pierde conexión con el resto del cuerpo porque tratamos que el rostro se parezca a la modelo.
La clase pasada los alumnos se sentaron uno frente a otro para hacer ejercicios de la cabeza considerando las indicaciones de dibujo y lo que ocurre al verse a los ojos.
El gesto en el rostro
Hacemos garabatos de la expresión del gesto. Se pide a la modelo, poses con el rostro exagerándolas de manera dramática: Alegría, Tristeza, Enojo, Miedo, Indiferencia y variantes en cada una de ellas con mayor o menor intensidad y en diversas situaciones. (pelo suelto y amarrado) el gesto está en función de la expresión y no del movimiento como en los ejercicios anteriores.
Contorno y línea
Comprendemos el contorno como la configuración de las líneas aparentes en torno a la forma estructural del cuerpo o del objeto. Desde luego que las líneas no existen en realidad a menos que las tracemos sobre el cuerpo o el objeto. El borde que consideramos como línea en realidad es donde la figura deja de existir. Cada vez que pensamos en líneas y las dibujamos, sabemos que la figura está dentro de las líneas aunque en realidad no hay líneas en la figura. Las líneas son causadas por la figura, no están separadas de la figura, sino que forman parte de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *