Claudia Gallegos

Por un período de más de 5 años he trabajado sobre una serie de pintura cuyo principal motivo es el agua. Este motivo referencial se vincula en varios aspectos con el trabajo anterior a esta serie –fundamentalmente abstracto- de los que destaco dos: la ambigüedad y la espacialidad como problemas de pintura. Los espejos de agua y las superficies reflejantes me permiten la posibilidad de explorar esas condiciones de ambigüedad y espacio y, paralelamente, una visión introspectiva, igualmente importante para mí. El espejo de agua, esa fina película superficial, refiere una doble condición por mostrar algo que no es y difiere de su naturaleza como elemento. El agua muestra -al reflejar- una imagen de un elemento ajeno a sí, fragmentado e invertido; una falsa imagen de la realidad que especula el entorno.

*Proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes