Archivo de la categoría: historia

Lo interesante de los hechos del pasado

Estilos decorativos en la encuadernación

Se llama decoración a la ornamentación que se aplica a la encuadernación para embellecerla. Su origen se remonta al momento en que el libro toma la estructura de códice, hacia el siglo III d.C, y sus cubiertas se trabajan con el fin de revestirlas de belleza y lujo. La decoración se desarrolla en muy diversas técnicas que parten de los materiales de forro y las posibilidades de trabajo que permiten, extendiendo los motivos desde los planos delantero y trasero hacia el lomo, pero también se pueden cubrir los cantos, guardas, cabezadas, contracantos, incluso camisas y estuches son susceptibles de ser trabajados. Los motivos de la decoración en principio son de carácter religioso, pero se van desarrollando en muy diveras figuras y técnicas que determinan diferentes estilos propios del libro clásico, con variantes tales que su clasificación no siempre es fácil.

Dice Emilio Brugalla sobre el decorado: “debe reflejar, por su estilo o simbolismo, el carácter de la obra o el gusto de la época a que se refiere o en que vivió el autor.” Por ello siempre se ha realizado con gran libertad y maestría, buscando la novedad y excelencia tanto en el diseño como en la ejecución técnica, logrando píezas de enorme belleza y asombro en todas las épocas. Es una actividad que requiere mucha planeación y atención.

El material más común para forrar las tapas ha sido la piel de cabra y borrego, sin emabrgo se puede usar la de otros animales, la manera del curtido de la misma permite diferentes estilos decorativos con técnicas a su vez muy versátiles, algunos ejemplos de las técnicas decortativas son el repujado, el calado, el gofrado, la incrustación, el mosaico, el relieve, el estampado, los papeles decorados, el bordado, las solapas o los estuches.

En tanto motivos gráficos, por un lado los musulmanes recuperaron el arte copto y lo integraron a motivos persas y árabes, y descubrieron el arte del dorado sobre la piel. Por otro lado, en los escriptorios el trabajo de armar el volumen lo realizaba el ligator y la encuadernación era más un arte de orfebrería con metales finos, marfil y piedras preciosas adosadas a las tapas. La integración de estas 2 grandes ramas diversifica mucho los resultados y se van adicionando a las tapas otros elementos de protección como las cantoneras, bollones o herrajes de cierre, en armonía con elaborados diseños y alguna exploración de tamaños y formatos para los libros.

La difusión de la imprenta por Europa, que aumentó la impresión de libros, obligó a los encuadernadores a prácticas y materiales más ágiles en la producción: costura a la griega, planchas grabadas para las tapas, diferentes hierros para dorado, el pintado y bordado de forros, pergamino flojo, cincelado y dorado de los cortes, diseños básicos para las tapas, etc.

Se crean y popularizan algunos ornamentos en disposiciones específicas sobre las tapas, esto es, se generan estilos decorativos que representan épocas, retos técnicos, países o estilos individuales de encuadernadores. Si bien proponer una clasificación es complicado por la gran diversidad de soluciones logradas es posible listar algunos estilos clásicos. No hay que perder de vista que llegado el siglo XX la clasificación es aún más complicada puesto que las corrientes artísticas, la producción industrial y la integración de medios han generado una multiplicación de técnicas nuevas que se combinan con las técnicas tradicionales y se abren innumerables posibilidades de experimentar con las estructuras, las formas, los materiales no convencionales e incluso los límites de la decoración y el contenido mismo del libro por momentos se confunden.

La siguiente clasificación de estilos decorativos está tomada de la Enciclopedia de la Encuadernación, coordinada por José Bonifacio Bermejo Martín en 1998.

Encuadernacion Copta, siglos VI-VII

Encuadernacron Bizantina, siglos IX-XI

Encuadernacion Románica, siglo XII

Encuadernacion de Orfebrería, siglo XIII

Encuadernacion Gótica, siglo  -XIII-XV

Encuadernacron Mudéjar, siglo XIV-XV

Encuadernacion Persa y Turca desde el siglo XIV

Encuadernacion de Ruedas, siglos XV-XVI

Encuadernacion de Planchas, siglos XV-XVI

Encuadernacion Aldina, siglos XV-XVI

Taller de Blois, siglo XVI

Taller de Milán, siglo XVI

Estilo Grolier, siglo XVI

Estilo Majoli, siglo XVI

Estilo Canevari, siglo XVI

Estilo Enrique II, siglo XVI

Encuadernación Barroca, siglos XVI-XVIII:

Abanicos          “à la fanfare”           “Le Gascon”           Tipos populares         Toledana

“à la duseuil”          Reina Margot           Grotesco          “Cotagge

Estilo Rococó, siglo XVIII:

Encajes           “Derôme”          “Padeloup”         Mosaicos

Encuadernación Neoclásica, siglos XVIII y principios del XIX

Encuadernación Imperio, principios del XIX

Encuadernación a la Bozèrian, siglo XIX

Encuadernación de Cortina, siglo XIX

Encuadernación Romántica, siglo XIX:

A la catedral          Restauración

Encuadernación Retrospectiva, siglos XIX-XX

Encuadernación Modernista, finales del siglo XIX – principios del XX

Encuadernación Neomudéjar, principios del siglo XX

Encuadernación Moderna, primera mitad del siglo XX

Encuadernación Contemporánea, últimas décadas del siglo XX

Imagen: L`office de la Vierge Marie. París, 1621. encuadernación à la fanfare. Compartimentación de la superficie de la tapa mediante trazgos geométricos con un fileteado de tres hilos paralelos, marcando generalemnte un óvalo central que puede albergar motivos heráldicos o lemas y rellenado de los demás compartimentos con volutas y rameados. Decoración que se extiende al lomo.

Escuela de Artes del Libro

Hubo una en México una escuela encaminada a instruir en los oficios relacionados con la elaboración de libros. La visión de Francisco Díaz de León se encaminaba a un amplio conocimiento y pefección en la elaboración de libros. Si esa escuela hubiera sido apoyada por las autoridades pertientes, quizá la encuadernación y oficios de las artes gráficas, tendrían en México otro nivel de difusión, conocimiento y valoración hoy en día. Para saber un poco más lee el archivo adjunto:

 enag