Doctorado en Artes y Diseño

Proyecto de Investigación
Fotografía contemporánea en México 2008-2014. Un estudio sobre la influencia del iPhone en la postfotografía.

Es fundamental definir qué es la fotografía contemporánea y específicamente como ha sido la fotografía en México entre los años 2008 y 2014, sus influencias y tendencias. Debido al cambios sociales, tecnológicos, la nuevas formas de construcción del discurso conceptual, así como las de técnicas y tecnologías han sido conservadas, cambiadas, modificadas o hibridadas, de tal manera que las imágenes se han transformado principalmente en sus contenidos, teorías y conceptos, pero algo muy particular es que va dirigida a cualquier sector de la sociedad y en ellas no existen los géneros o especialidades.

Por otra parte, en la misma fotografía contemporánea existe una vertiente de artistas que también han modificado su discurso, principalmente porque han sido influenciados fuertemente por el uso de fotografía digital, así como las tecnologías de la información y la comunicación, aplicándolas a la producción artística convirtiendo la tecnología en un instrumento para el arte permite potencializar y diversifica los campos de acción en la inter y multidisciplina de tal manera que algunos teóricos de la fotografía han tenido a bien llamarla postfotografía, apuntando inicialmente al rompimiento con la fotografía tradicional o analógica, pero sobre todo porque en ella las formas son igual o más disímiles, existe gran libertad para el uso de las tecnologías siendo tan importante la producción como la postproducción y la diseminación de las imágenes.

El uso de la tecnología en la postfotografía es tan flexible que se dan mucho las hibridaciones de técnicas y procesos, siendo la que nos interesa analizar, la fotografía con cámara de teléfono celular, también llamada FotoCelular o iPhonografía, lo significativo, como antes, es lo que se quiere comunicar, pero ahora se cuenta con más opciones, por una parte, la versatilidad de la tecnología permite no solo hacer llamadas con un pequeño y portátil aparato telefónico, también con el mismo aparato se pueden tomar no una, sino muchas fotografías en cualquier momento sin tener que cargar con una grande y estorbosa cámara, lo que además permite gran inmediatez de captura. Por otra parte la gran cantidad de aplicaciones (app) que se pueden descargar, permiten simular técnicas antiguas, cambiar colores, recortar, girar, desenfocar, hacer montajes, aclarar u obscurecer la imagen o bien agregarle alguna textura o marco, de esta manera después de fotografiar se comienza la edición a través de las app desde el mismo teléfono celular.

No solo se puede postproducir la imagen para lograr transmitir un mensaje valiéndose del uso de aplicaciones, también es importante la conectividad, que  permiten los teléfonos celulares al poder accesar al Internet, lo que “hace imposible evitar la diseminación de la información”[1], de esta manera se pueden compartir las imágenes inmediatamente distribuyéndolas a través del blog, sitios Web, redes sociales como Facebook, correo electrónico, o bien a través de medios tradicionales como impresos o libros de diferentes tipos, de esta manera la imagen tienen destinos inimaginables.

[1] Joan Fontcuberta. La cámara de pandora. La fotografía después de la fotografía, Gustavo Gili, España, 2010, p. 13.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *