Examen extraordinario de la asignatura de Dibujo IV

El presente examen extraordinario se plantea a partir de las consideraciones que a lo largo del curso se llevan a cabo por parte del docente.  Esto significa que el decidirse a presentar examen, equiparará lo planteado en el curso con lo que se presenta como trabajo extraordinario y cuyo propósito es el de justificar plenamente el conocimiento y/o el dominio del fenómeno del dibujo en una serie de particularidades o especificidades propias de la asignatura que imparto.  Esto es, a partir de mi visión y consideraciones sobre las necesidades de la asignatura en este particular semestre, decido llevar a cabo unas serie de planteamientos que buscan complejizar el conocimiento y reflexión sobre el dibujo a partir de lecturas, la práctica cotidiana y el trabajo en el taller en necesidades, visiones y consideraciones de índole personal del estudiante.

Antes de continuar es preciso hacer notar que la calendarización del examen extraordinario en muchas ocasiones resulta apretada para su desarrollo en un periodo corto de tiempo, por lo que es importante que el estudiante medite sobre si logrará o no realizar lo planteado más abajo.

En específico en este semestre se busca materializar lo aprendido no sólo en el curso de Dibujo IV, sino desde el ingreso a la carrera.  Sin embargo, esto no significa que el estudiante echará mano de “todos” los artilugios, ejercicios o técnicas experimentadas a lo largo de cuatro semestres, sino que dejará ver el camino expresivo elegido en el campo del dibujo que le sirve de reflexión sobre el significado de Dibujo o de Dibujar.

En particular en el cuarto semestre se revisa lo relativo a la resolución formal en términos de contorno en sus múltiples caminos y no sólo como delimitación de la forma, sino en las posibilidades propias de la nomenclatura del mismo como pueden ser la luz, el peso, la gestualidad, etcétera.  El alumno cubrirá este punto y deberá justificarlo plenamente tanto en un escrito como en la obra misma.  Pero además si sus necesidades expresivas van sobre otras posibilidades como pueden ser el espacio o el dibujo gestual lo podrá hacer pero deberá tener en cuenta que el contorno es el motivo a evaluar.

Dicho lo anterior a continuación presento los puntos a considerarse para la presentación de examen

1

El alumno hará una bitácora que sirva para justificar el  desarrollo de la propuesta dibujística en cuestión.  Dicho objeto será fechado día con día con el propósito de tener claridad sobre el avance, cronología, fuentes y todo lo relativo al concepto y la forma.

El tamaño, el tipo de papel, el costo, la extensión de la misma serán a juicio del estudiante, obviamente en concordancia con el motivo final a presentarse, es decir, será patente la relación que se establezca entre ésta y el trabajo final.

Igualmente los materiales con los que se dibuje, responderán a las necesidades expresivas o de forma que se presenten en el proyecto o que sean del particular interés del alumno.

Conviene en caso de desconocer el concepto Bitácora que el estudiante investigue lo relativo a esto.

2

El alumno presentará un cuerpo de dibujos el cual revista un concepto de Dibujo, un concepto de obra, un pretexto temático y un planteamiento formal de su elección.

La obra que el estudiante presente rigurosamente deberá tener calidad para exposición, es decir, impecable, esto como un modo de profesionalizarse, y que ello contribuya a la lectura sin obstáculos del planteamiento formal y de contenido.

Los medios a emplearse para la conformación del proyecto, quedarán a elección del candidato, sobra decir, que los materiales y soportes deberán estar en franca relación con el planteamiento, y que el tratamiento técnico deberá estar plenamente dominado, el incursionar en técnicas que se desconocen generalmente conducen al fracaso.

El número de piezas que conforman la entrega queda a juicio del estudiante.  Cabe mencionar que difícilmente un solo dibujo (o dos) cerrarán con claridad una idea a proyectar.  El trabajar en series, es un buen modo de tomar distancia para evaluar si mis necesidades proyectivas se ven o funcionan con claridad.

3

El alumno presentará un ensayo de diez cuartillas como mínimo, esto sin incluir imágenes, en el cual se plantee con claridad cuáles son sus intenciones mencionadas al inicio del punto dos.  Estará justificado con fuentes, con definiciones o con lo que el estudiante considere necesario para tener claridad y en consecuencia dar cuenta de que se ha investigado suficientemente el trabajo.

La fuente a emplear deberá ser Arial de doce puntos con interlineado sencillo e impreso en tamaño carta.

Sobre los porcentajes a considerarse para calificar el trabajo:

La serie de dibujos tendrá un porcentaje de calificación del 50%.

Serán tres lo aspectos a considerar en los dibujos: Propuesta, Resultado y Factura.

Propuesta. Es la idea a proyectar, no debe confundirse con tema.  Se deberá dejar ver a través de la obra esto que se ha planteado en el escrito y deberá tener un sustento teórico reflexivo y responder a los intereses personales del estudiante.

Resultado. Los dibujos deberán estar en sintonía con el concepto de dibujo que se haya elegido.  Deberán tener unidad no sólo en lo formal y técnico sino en lo cualitativo.  En otras palabras, el resultado considera la calidad de los dibujos y si se ha logrado lo que se planteó en la serie.

Factura. Es la hechura, la manufactura, el cuidado en el manejo de los materiales, el dominio técnico, la elección de los soportes y medios, etcétera.

La bitácora. Su porcentaje es del 30%, en ella se verá qué tanto se ha investigado sobre el asunto en el proyecto dibujístico.  Puede ser más de una, puede tener imágenes, dibujos, fotos, etcétera.

El porcentaje del escrito será del 20 %.  No deberá contener errores ortográficos, redacción clara y legible, imágenes suficientemente claras, fuentes de consulta, bibliografía, etcétera.

Examen extraordinario de la asignatura de Dibujo III

El presente examen extraordinario se plantea a partir de las consideraciones que a lo largo del curso se llevan a cabo por parte del docente.  Esto significa que el decidirse a presentar examen, equiparará lo planteado en el curso con lo que se presenta como trabajo extraordinario y cuyo propósito es el de justificar plenamente el conocimiento y/o el dominio del fenómeno del dibujo en una serie de particularidades o especificidades propias de la asignatura que son propuestas por el profesor.  Esto es, a partir de mi visión y consideraciones sobre las necesidades de la asignatura en este particular semestre, decido llevar a cabo unas serie de planteamientos que buscan reafirmar el conocimiento y reflexión sobre el dibujo en cuanto a lenguaje, nomenclatura, afirmación, esto a partir del trabajo en el taller, la práctica cotidiana y lecturas sin dejar de tomar en cuenta necesidades, visiones y consideraciones de índole personal del estudiante.

Antes de continuar es preciso hacer notar que la calendarización del examen extraordinario en muchas ocasiones resulta apretada para su desarrollo, ya que el periodo de tiempo comprendido desde su publicación a su realización es corto, por lo que es importante que el estudiante medite sobre si logrará o no realizar lo planteado más abajo.  Sería deseable que este planteamiento de examen lo considere el estudiante para irlo desarrollando a lo largo del semestre para ser presentado en la siguiente oportunidad, convendría que acudiese con el profesor para clarificarlo.

En particular en el tercer semestre se revisa lo relativo a la resolución formal sin tomar en consideración en absoluto al contorno.  Se ha observado que el estudiante de manera constante y hasta cierto punto automática, resuelve la forma primero mediante el contorno, delimitando la forma.  Por ello, se plantea una evaluación en la que el alumno desarrolle una serie de dibujos reflexionando formalmente en este problema.  Además, el alumno deberá justificar este punto plenamente en un escrito.  Pero no sólo esto, si sus necesidades expresivas van sobre otras posibilidades como pueden ser el espacio o el dibujo gestual u otro, lo podrá incluir, pero deberá tener en cuenta lo planteado anteriormente.

Puntos a considerarse para la presentación de examen

1

El alumno presentará una serie de diez dibujos el cual revista el concepto de dibujo citado líneas arriba (dibujo sin contorno), un concepto de la serie, un pretexto temático y un planteamiento formal de su elección.

Por lo que respecta a concepto de Dibujo, se refiere a cómo te vales del dibujo para plantear la obra.  En este caso lo que se solicita es dibujo sin contorno.

Por lo que respecta a concepto de obra, tiene que ver con la ida a transmitir, la idea, el contenido que se manifiesta a través de la forma.

Recordar que tema no es concepto necesariamente.

La obra que el estudiante presente rigurosamente deberá tener calidad para exposición, es decir, impecable, esto como un modo de profesionalizarse, y que ello contribuya a la lectura sin obstáculos del planteamiento formal y de contenido.

Los medios a emplearse para la conformación del proyecto, quedarán a elección del candidato, sobra decir que los materiales y soportes deberán estar en franca relación con el planteamiento, y que el tratamiento técnico deberá estar plenamente dominado, el incursionar en técnicas que se desconocen generalmente conducen al fracaso.  El tamaño de las piezas será de 50 x 70 cm (aproximadamente tamaño cartulina).

2

El alumno entregará un trabajo en el que se analicen diez dibujos de diez distintos artistas que se valgan de recursos como el que se solicita para el examen extraordinario (es decir, dibujo sin contorno).  Es deseable que éstos pertenezcan a distintas épocas dentro de la historia del Arte. La calidad de las imágenes será de primera con el propósito de hacer claramente evidente el desarrollo del análisis de estos. Estará justificado con fuentes, con definiciones o con lo que el estudiante considere necesario para tener claridad y en consecuencia dar cuenta de que se ha investigado suficientemente el trabajo.  No basta con señalar con una flecha en donde trabajó sin contorno.

La fuente a emplear deberá ser Arial de doce puntos con interlineado sencillo e impreso en tamaño carta.

Cada imagen deberá contener su respectiva ficha y es deseable que haya asimismo comentarios en la misma.  Sólo por aclarar, no basta con un pie de imagen que diga que el artista no recurrió al contorno, se debe hacer análisis, desde muchos puntos de vista: técnicos, de trazo, de solución, formales, etcétera.

3

El alumno entregará un ensayo en el que reflexione sobre lo contenido del texto:
Berger, John. Sobre el dibujo.  Barcelona: Gustavo Gili, 2011, 152 p.

El número mínimo de cuartillas es diez sin considerar imágenes (si se incluyeran), la fuente a emplear deberá ser Arial de doce puntos con interlineado sencillo e impreso en tamaño carta.

Es importante hacer notar que no se solicita un resumen, un punteo de asuntos destacados ni un mapa mental.  Se tiene que hacer reflexión sobre lo ahí contenido a partir de la experiencia, el conocimiento sobre dibujo, lo aprendido, lo significativo en los capítulos, etc.

Sobre los porcentajes a considerarse para calificar el trabajo:

La serie de dibujos tendrá un porcentaje de calificación del 50%.

Serán tres lo aspectos a considerar en los dibujos: Propuesta, Resultado y Factura.

Propuesta. Es la idea a proyectar, no debe confundirse con tema.  Se deberá dejar ver a través de la obra esto que se ha planteado en el escrito y deberá tener un sustento teórico reflexivo y responde a los intereses personales del estudiante.

Resultado. Los dibujos deberán estar en sintonía con el concepto de dibujo que se haya elegido.  Deberán tener unidad no sólo en lo formal y técnico sino en lo cualitativo.  En otras palabras, el resultado considera la calidad de los dibujos y si se ha logrado lo que se planteó en la serie.

Factura. Es la hechura, la manufactura, el cuidado en el manejo de los materiales, el dominio técnico, la elección de los soportes y medios, etcétera.

Trabajo escrito. Su porcentaje es del 25%, en el se verá qué tanto se ha investigado sobre el asunto en el trabajo de dibujo. No deberá contener errores ortográficos, es necesaria una redacción clara y legible, imágenes suficientemente claras, fuentes de consulta, bibliografía, etcétera.

Ensayo sobre texto a leer. El porcentaje de esta entrega es del 25 % y se consideran puntos semejantes al anterior.

Lenguaje e investigación en producción litográfica, Maestría en Artes Visuales, FAD, UNAM

Plan de trabajo

Nombre de la asignatura: Lenguaje e investigación en producción litográfica
Nombre del profesor: Alfredo Rivera Sandoval

Presentación

El Taller de Producción a mi cargo se basa en la Litografía como sistema de estampación, por lo que si bien el eje rector del curso es aquella, habrá que tomar en cuenta el espíritu de la asignatura que es el de la producción, con todo lo que esto implica: conceptualización, propuesta, proceso técnico, estampación y edición y por otro lado la investigación; además de lo que se relaciona con el campo de la estampa en general.  Por ello, es deseable que al acceder a éste, su conceptualización tome en cuenta el desarrollo de un programa gráfico y no como el lugar de aprendizaje de un asunto meramente técnico.

Cuando apenas se conoce la técnica litográfica, es necesario adentrarse en su proceso con el fin de reconocer sus posibilidades para de ahí prefigurar un cuerpo de obra empleando este medio; además es deseable posibilitar nuevos enfoques en el empleo de la misma para que de ser el caso, se ajuste a nuestras necesidades expresivas para desarrollar una producción sólida y propositiva.  Por ello, el principio del Taller no debe ser el del aprendizaje de la técnica sino que al acceder a éste, se fomentará la reflexión, que busque reconocer su peculiar lenguaje expresivo, diferente de otros sistemas de estampación.  Sin embargo, si el interés del aspirante es la estampa en general, sería deseable experimentar cruzando procesos, esto con el fin de tener como resultado un cuerpo de obra rico en soluciones.

Objetivos de aprendizaje (generales y específicos):

Objetivo General:

• Conocer y especializarse en campo de la litografía dentro de la producción artística.

Objetivos específicos:

  • Reconocimiento y aprendizaje del particular lenguaje de este sistema de estampación.
  • Sensibilización al estudiante en las particularidades de este medio gráfico.
  • Profundizar el conocimiento de este sistema de estampación planográfica y su técnica.
  • Visualizar y practicar distintas posibilidades de estampación que sean afines a la litografía –cruzar procesos– con el propósito de enriquecer el resultado gráfico.
  • Considerar a la litografía cono un sistema de estampación contemporáneo desde los artistas y su obra y a partir de la producción personal.

Temas y subtemas

Es deseable que el estudiante ya conozca la técnica litográfica, sin embargo, de darse el caso de tener a alguien nuevo en el medio habrá que considerar algunos aspectos básicos que a continuación se plantean.

1 Históricos.
1.1 Origen.
1.2 Consolidación.
1.3 Artistas de la litografía.

2 La piedra litográfica.
2.1 Características, tipos y manipulación de la piedra litográfica.
2.2 Graneado y nivelado de la piedra.
2.3 Biselado.

3 Gráficos.
3.1 Dibujo a plumilla o pincel -tinta de impresión diluida con thinner-.
3.2 Lápiz litográfico.
3.3 Barra litográfica.
3.4 Tusche litográfico.
3.5 Mixta.

4 Químicos
4.1 Química elemental de la piedra.
4.2 Primer acidulado y tablas.
4.3 Montado de tinta.
4.4 Segunda acidulación.
4.5 Contraaciduación

5 Impresión.
5.1 Preparación del papel de pruebas, de prensa, y de impresión.
5.2 Preparación de la prensa litográfica.
5.3 Preparación de la tinta.
5.4 Impresión de pruebas.

6 Edición.
6.1 Impresión de la edición.

Metodología del curso

Si no se está familiarizado con la técnica:

  • Introducción a la técnica con ejemplos en imágenes de artistas que han empleado la técnica.
  • Manejo de tablas y procedimientos a manera de manual y hojas de apoyo para consulta individual por parte de los alumnos.
  • Clase demostrativa de los distintos procesos.
  • Ejercicios básicos para conocer los distintos elementos del lenguaje litográfico.
  • Trabajo colectivo a partir de un ejercicio.

Si se conoce la técnica:

  • Presentación del proyecto a desarrollar
  • Discusión del enfoque o enfoques que se planteen.
  • Alcances y posibilidades del proyecto.
  • Desarrollo del proyecto.
  • Investigación de artistas contemporáneos que empleen la litografía como lenguaje expresivo y exposición del tema.

Otras actividades programadas

  • Visitas a museos o galerías con exposiciones relativas al medio.
  • Discusión sobre lo desarrollado en el semestre.

Bibliografía Básica

Generales

  • Castleman, Riva.  Prints of the twentieth century.  Londres: Thames and Hudson, 1976 y 1988, 240 p.  (World of Art).
  • Melot, Michel et al.  Prints: History of an Art.  Nueva Jersey, EEUU: The Wellfleet Press, 1982, 280 p.
  • Platzker, David y Wyckoff, Elizabeth.  Hard pressed: 600 years of prints and process. Nueva York, EEUU: Hudson Hill Press e International Print Center New York, 2000, 126 p.
  • Porzio, Domenico, editor general.  Lithography: 200 years of an art, history and technique.  Ginebra, Suiza: Editions d´Art Albert Skira, 1988, 280 p.
  • Sachs, Paul J, Alfred H. Barr prefacio.  Modern prints and drawings: A guide to a better understanding of modern draughtsmanship.  Nueva York: Alfred A. Knopf, 1997, 262 p.  (Borzoi Books)

Historia y Técnica

  • Griffiths, Antony.  Prints and printmaking: An introduction to the history and techniques.  Berkeley y Los Ángeles, California: University of California Presss, 1996, 160 p.
  • Koschatzky, Walter.  Die Kunst der Graphik: Technik, Geschichte, Meisterwerke.  Munich: Deutscher Taschenbuch Verlag, 2003, 264 p.
  • Vicary, Richard.  Litografía: Manual de.  Madrid, España: Hermann Blume, 1986, 152 p.
  • Zeidler, Jürgen.  Litographie und Steindruck:  In Gewerbe und Kunst, Technik und Geschichte.  Alemania: Ravensburger Buchverlag, 1994, 128 p.  (Ravensburger Druckwerkstatt)

Técnica

  • Antreasian, Garo y Adams, Clinton.  The Tamarind book of lithography: Art and techniques. Nueva York, EEUU: Harry N. Abrahams, 1971, 464 p.
  • Byrne, Chris.  The original print: Understanding technique in contemporary fine printmaking.  Wisconsin: Guild Publishing, 2002, 128 p.  (Art Techniques / Mixed Media)
  • Cabello Sánchez, Raúl.  Litografía: Manual de apoyo par el taller.  México: Escuela Nacional de Artes Plásticas, 2008, 104 p.  (Colección Manuales)
  • Croft, Paul.  Stone lithography.  Nueva York, EEUU: Watson Guptill Publications, 2001, 160 p.  (Printmaking Handbooks)
  • Devon, Marjorie, prefacio.  Aluminum plate lithography: A manual. Albuquerque, Nuevo Mexico: Tamarind Institute / Universidad de Nuevo Mexico, 1999, 45 p.
  • Devon, Marjorie, prefacio.  Photolithography: A manual. Albuquerque, Nuevo Mexico: Tamarind Institute / Universidad de Nuevo Mexico, 2002, 30 p.
  • Devon, Marjorie, con Lagattuta, Bill y Hamon, Rodney.  Tamarind techniques for fine art  lithography.  Nueva York: Tamarind Institute / Universidad de Nuevo Mexico, Abrams, 2009, 302 p.
  • González-Rojas, Felipe, editor.  La litografía y el offset: Técnicas del reporte, grabado, calcos, falsos calcos e impresión el litooffset.  Barcelona: Biblioteca técnica de preparación profesional Alfa, 1942, 60 p. (Grupo E Papel y Cartón, Tomo 76)
  • Jiménez, Alma Rosa.  Per Anderson: Litografía un arte recuperado. México: Museo Universitario del Chopo / FONCA / CONACULTA, 2002, 46 p. ˖ il.
  • Work, Thomas.  Litografía para artistas. Barcelona, España: Leda, 1987, 96 p.  (Cómo se hace)
  • Zapater y Jareño, Justo y García Alcaraz, J.  Manual de litografía. Madrid: Clan, 1993 de la edición original de 1881, 180 p. ˖ il.  (Colección técnicas artísticas)

Teoría y Concepto

  • Ivins, W. M.  Imagen impresa y conocimiento: Análisis de la imagen prefotográfica. Barcelona, España: Editorial Gustavo Gili, 1975, 234 p.  (Colección Comunicación Visual)
  • Martínez Moro, Juan.  Un ensayo sobre grabado (A finales del siglo XX).  Santander, España: Creática ediciones, 1998, 156 p.
  • Tibol, Raquel.  Gráficas y neográficas  en México. México: Secretaría de Educación Pública / Universidad Nacional Autónoma de México, 1987, 304 p.  (Foro 2000)
  • Vives, Rosa.  Del cobre al papel: La imagen multiplicada.  Barcelona, España: Icaria editorial, 1994, 236 p.

Criterios de evaluación y acreditación

  • Presentación de Proyecto a desarrollar y discusión sobre los alcances y resultados esperados.
  • Participación activa.
  • Entrega de carpeta con impresiones en papel de algodón para el archivo del taller.
  • Asistencia * (De acuerdo con los criterios que se establezcan y que involucran número de sesiones, y porcentaje de inasistencias).
  • Otros.

Programa de la asignatura de Dibujo III y IV, FAD, UNAM.

Para cuando llegue el alumno al tercer semestre, éste ya habrá cursado dos semestres de la asignatura de Dibujo. Teóricamente en estos dos semestres el alumno manejará los conceptos, las herramientas, las técnicas básicas para abordar de una manera lógica y razonada el problema de la representación de las cosas. En los dos semestres que continúan, el alumno atenderá más al desarrollo de su percepción y empezará a reflexionar sobre lo que implica el acto de dibujar considerado éste un fin en si mismo y no un mero acto de representación o mimesis.

La idea es que sea ahora más consciente del proceso de abstracción que implica el acto de dibujar y de la interpretación que de esto surge al plasmado sobre el papel. Esto implica que además de los recursos que aprendió a manejar en los semestres anteriores y que continuará desarrollando, ahora buscará las cualidades expresivas que el dibujo provee por sí mismo.

Se trata de que el alumno reconozca cada uno de los valores gráficos de cada medio que emplee y que, a partir de una serie específica de ejercicios, pueda evaluar y por lo tanto valorar los diversos métodos de estructuración de alguna forma particular que le interese o que tenga frente de si. El alumno establecerá un reconocimiento de la forma y a partir de la técnica adquirida previamente la resolverá reconociendo los propios valores de estructuración de aquella. Al reconocer el valor expresivo de sus trazos y teniendo un adecuado empleo de la técnica, empezará a surgir un vínculo sensible con el objeto y por ende con el dibujo en si mismo.

Las posibilidades expresivas están en relación con el enfoque de la actividad dibujística como un fin en si mismo y no nada más como un medio para solucionar un problema gráfico específico. A través de la expresión se buscará establecer un vínculo entre el objeto y el sujeto al proponer por medio de la forma una idea, una emoción o un pensamiento productos del juicio razonado y la autocrítica.

Por otro lado, se hará un reconocimiento a lo largo del semestre de lo que los artistas a través de la historia nos han legado a través de sus muy particulares necesidades/enfoques/visiones del dibujo. Mediante este recurso, se fomentará la ampliación del concepto que del dibujo se tenga y de esa manera se alentará su capacidad reflexiva, su autocrítica y, de conseguirse, se generará así una conciencia de la manera en que aborda el problema del dibujo o del dibujar, buscando como fin último conseguir la reflexión del momento específico que le ha tocado vivir.

Objetivos generales para los dos semestres

  1. El alumno se valdrá de ciertos elementos gráficos del dibujo como la línea, la mancha o el gesto para solucionar el objeto y reconocer en la técnica sus diversas cualidades gráficas específicas.
  2. El alumno evaluará tanto los elementos gráficos como los recursos técnicos para determinar los diversos valores expresivos.
  3. Combinará las diversas técnicas para la representación del objeto que se acerquen lo más posible a una representación tridimensional.
  4. Reflexionará sobre el papel del dibujo como un medio en si mismo.
  5. Reconocerá el papel que el dibujo ha tenido a través de la Historia del Arte partiendo de algunos ejemplos notables.

Objetivos específicos.
Tercer semestre

Se partirá de considerar de manera aislada ejercicios específicos, para valorar sus cualidades gráficas y en consecuencia representativas, para así enfocarlas en la cuestión perceptiva que es motivada por el objeto-sujeto. Estos no tiene una secuencia específica, se irán combinando para que se consiga reflexionar sobre los diversos modos de dibujar, sobre los diversos modos de pensar el dibujo.

1. Contorno puro. Ejercicios de contorno puro sin ver el papel y que considera exclusivamente a la forma que se recorta contra el fondo del cuarto. Deberá enfocar su atención en la forma por si misma, buscando evitar establecer asociaciones objeto-significado-significante.

Tiempos. Variables de 1, 2, 3, 4, 5 ó 6 minutos o por tiempos definidos cortos.
Materiales. Marcador de cera, por su ligereza, suavidad y cualidad gráfica. Papel revolución

2. Contorno modificado. Ejercicio que involucra los diversos contornos tanto puros como los generados al interior de la forma, esto es las llamadas líneas.

Tiempos. Variables de 1, 2, 3, 4, 5 ó 6 minutos o por tiempos definidos cortos.
Materiales. Marcador de cera, por su ligereza, suavidad y cualidad gráfica. Papel revolución.

3. Espacios negativos. Ejercicio que considera los espacios generados por la forma en sí al interior o alrededor de la figura. Su enfoque en cuanto a desarrollo de la percepción considera las formas en abstracto sin asociación con el objeto que las genera.

Tiempos. Variables de 2, 4, ó 6 minutos.
Materiales. Marcador de cera, por su ligereza, suavidad y cualidad gráfica.; asimismo gis de colores y carboncillo para la solución con mancha. Papel revolución.

4. Modelado. Al igual que el modelado en barro aquí se busca desarrollar la percepción desde el punto de vista del espacio que ocupa el objeto haciendo que los puntos de éste que estén más alejados del observador los solucione gráficanente como los más obscuros y los valores más claros serán los que representen los puntos más cercanos al observador. Es oportuno aclarar que aquí nada tiene que ver la iluminación si bien ésta nos hace percibir el volumen del objeto. Al reconocer que el objeto no es bidimensional, éste se aleja paulatinamente del observador, por lo que análogamente habrá un degradado paulatino del valor gráfico del material sobre el papel.

Tiempos. Variables de 4, 6, 8 y hasta 10 minutos.
Materiales. Gises de colores, carboncillo y crayones de colores para una solución con mancha. Papel revolución.

5. Contornos cruzados. El alumno solucionará el objeto a partir de líneas paralelas horizontales o verticales que vayan de un extremo a otro de la figura, es decir, de un contorno a otro a la misma altura. El resultado será algo parecido a un mapa estratigráfico pera reconocer aquí el carácter volumétrico del objeto.

Tiempos. Poses de 10 hasta 15 minutos.
Materiales. Marcador de cera, lápiz y bolígrafo. Papel revolución.

6. Esqueleto. El alumno estudiará la estructura ósea para visualizarla a través del modelo, para entender como se sostiene, cómo se mueve y para reconocer esto en sí mismo, dibujando sólo la estructura ósea de acuerdo con la pose específica.

Tiempos. Variables de 4, 6, 8 y hasta 10 minutos.
Materiales. Marcador de cera, lápiz y bolígrafo. Papel revolución.

7. Peso. El alumno desarrollará la percepción al reconocer el área de mayor tensión –peso– en la pose que efectúe el modelo, estableciendo aquí el punto gravitacional que determine el equilibrio y la tensión del modelo. Resolución por medio de mancha degradada hacia los puntos de menor peso.

Tiempos. Variables de 3 a 5 minutos.
Materiales. Gises de colores, carboncillo y crayones de colores para una solución con mancha. Papel revolución.

8. Gesto. Ejercicio mediante el cual el alumno comprenderá el impulso, movimiento, carácter y orientación del modelo sin atender al detalle, buscando reconocer la cualidad tridimensional y cinética del objeto. Se logrará por medio de línea continua ininterrumpida considerando a la figura como un todo sin armada miembro por miembro.

Tiempos. Poses variables de 30 segundos, 1, 2 a 3 minutos o por tiempos definidos muy cortos.
Materiales. Marcador de cera, lápiz y bolígrafo. Papel revolución.

9. Gesto con mancha. Igual que el punto anterior sólo que la mancha proporciona una mayor cantidad de información a diferencia de la línea, por lo que se plantearán los rasgos más esenciales.

Tiempos. Poses variables de 30 segundos, 1, 2 a 3 minutos o por tiempos definidos muy cortos.
Materiales. Gises de colores, carboncillo y crayones de colores. Papel revolución.

Objetivos específicos.
Cuarto semestre

Combinar los ejercicios propuestos en el semestre anterior sumándole el aspecto de la iluminación para obtener una mejor solución del objeto no sólo en el aspecto representaciones sino también expresivo.

1. Luz y sombra. Valores altos, medios y bajos. El alumno tratará de establecer una diferenciación entre los diversos valores tonales presentes en el objeto para así reconocer en él un continuum tonal.

Tiempos. Poses variables de 5 a 10 minutos o por tiempos específicos no muy largos.
Materiales. Tinta china y pinceles de pelo. Cartulina bristol o marquilla.

2. Luz y sombra. Mediante la transparencia y el traslapo el alumno planteará los tres valores del punto anterior denotando la tridimensionalidad del objeto de manera escalonadada.

Tiempos. Poses variables de 5 a 10 minutos o por tiempos específicos no muy largos.
Materiales. Tinta china y aguadas, pinceles de pelo. Cartulina bristol o marquilla.

3. Luz y sombra. El alumno resolverá la Forma a partir de la transición tonal presente en el objeto.

Tiempos. Poses variables de 5 a 10 minutos o por tiempos específicos no muy largos.
Materiales. Tinta china y pinceles de pelo; crayón, gis y grafito. Cartulina bristol o marquilla y papel revolución.

4. Luz y sombra. Mediante línea continua, el alumno resolverá la Forma en su total y continua transición de valores.

Tiempos. Poses variables de 10 a 15 minutos o por tiempos específicos no muy largos.
Materiales. Marcador de cera, lápiz y bolígrafo. Papel revolución.

5. Solución de la Forma. Mediante la mancha y la línea el alumno planteará la Forma en su totalidad.

Tiempos. Poses variables de 15 a 20 minutos o por tiempos especificos no muy largos.
Materiales. Marcador de cera, lápiz, boligrafo, crayón, gis y grafito. Papel revolución.

6. Dibujo gestual. De la misma manera que en el semestre anterior sólo que enfocando la solución a cuestiones de valor tonal y lineas virtuales.

Tiempos. Poses variables de 10 a 15 minutos o por tiempos específicos no muy largos.
Materiales. Marcador de cera, lápiz y boligrafo. Papel revolución.

7. Solución de la forma. El alumno planteará la figura mediante la combinación de mancha gestual, modelado por línea y contorno.

Tiempos. Poses variables de 10 a 15 minutos o por tiempos específicos no muy largos.
Materiales. Marcador de cera, lápiz y bolígrafo. Papel revolución y cartulina bristol.

8. Solución de la forma. Combinará línea y mancha gestuales, línea y mancha de modelado por luz y sombra para solucionar la figura denotando la tridimensionalidad de la misma.

Tiempos. Poses variables de 10 a 15 minutos o por tiempos específicos más largos.
Materiales. Marcador de cera y crayón. Papel revolución y cartulina bristol.

9. Solución de la forma. Utilizará un medio pictórico para solucionar la forma en todos sus valores.

Tiempos. Poses variables superiores a 15 minutos o por tiempos especifíces largos.
Materiales. Pintura vinílica blanca y negra. Catulina bristol o cartulina minagris.

Nota final. No se puede determinar con precisión el número de sesiones para cada ejercicio ya que dependiendo del punto en cuestión, se combinarán uno o varios para una misma clase. Además sólo se cuenta con unas 16 semanas en promedio por semestre lo que hace un total de 48 clases, que en términos prácticos hace insuficiente el número de horas por clase de ahí la propuesta de que la asignatura de Dibujo sea impartida en los ocho semestres de la carrera.

Bibliografía básica

  • Bowen, Ron.  (The Slade School of Fine Art).  Drawing masterclass. Boston: Bulfinch Press Book, 1992, 160 p.
  • Ching, Francis D. K. con Juroszek, Steven P.  Dibujo y proyecto. Barcelona: Gustavo Gili, 2007, 346 p.
  • Dvorák, Robert Regis.  Experiential drawing: A revolutionary drawing method that trascends technical rules and teaches you to draw using your creative experience. Los Altos, California: Crisp Publications, 1991, 136 p. (Art instruction).
  • Edwards, Betty.  Aprender a dibujar: Un método garantizado.  Madrid: Hermann Blume, 1984 (2a. reimp. 1988), 208 p.
  • Gasch, Manuel, ed.  Técnicas de pintura y diseño.  Madrid: Ediciones Génesis, 1992, sección Dibujo (diez tomos).
  • Howard, Simon.  Techniques of drawing.  New York: Dover Publications.
  • Jackson, John.  Una introducción al dibujo.  México: Diana, 1991, 128 p.
  • Levy, Viv.  Life drawing: The beginner’s guide to.  London: Magna Books, 1993, 80 p. (A Magna Art Guide).
  • Nicolaïdes, Kimon.  The natural way to draw: A working plan for Art study. Boston: Houghton
  • Smagula, Howard J.  Creative Drawing.  New Jersey: Brown & Benchmark, 1993, 288 p.
  • Smith, Stan y Wheeler, Linda.  Dibujar y pintar la figura.  Madrid: Hermann Blume, 1983, 160 p.
  • Torreano, John.  Dibujar lo que vemos: La percepción de la gestalt aplicada al dibujo.  Barcelona: Blume, 2008, 176 p.
  • VVAA.  Fundamentos del dibujo artístico.  Barcelona: Parragón, 2009, 256 p. (Aula de dibujo)

Bibliografía sobre teoría del dibujo y sobre el dibujo contemporáneo

  • Acha, Juan.  Teoría del dibujo: Su sociología y su estética.  México: Ediciones Coyoacán, 1999, 160 p, (Diálogo abierto. Arte)
  • Gómez Molina, Juan José (coord.).  Estrategias del dibujo en el arte contemporáneo.  Madrid: Cátedra:, 1999, 662 p. (Arte. Grandes temas)
  • Gómez Molina, Juan José, Cabezas, Lino y Bordes, Juan.  El manual de dibujo: Estrategias para su enseñanza en el siglo XX.  Madrid: Cátedra, 2001, 654 p. (Arte. Grandes temas)
  • Hoptman, Laura.  Drawing now: Eight propositions.  Nueva York: The Museum of Modern Art, 2002, 192 p.
  • Vélez Cea, Manuel (ed.).  El dibujo de fin de milenio.  Granada: Universidad de Granada, 2001, 190 p.  (Monográfica: Humanidades Bellas Artes)
  • Wilson, Brent, Hurwitz, Al y Wilson, Marjorie.  La enseñanza del dibujo a partir del arte.  Barcelona: Piados, 2004, 210 p. (Arte y Educación)

Bibliografía sobre artistas del dibujo

  • Bourgeois, Louise con Rinder Lawrence y Helfenstein, Josef, pres.  Louise Bourgeois: Drawings and observations.  Berkeley: Bulfinch Press Book, 1995, 192 p.
  • Cowart, Jack, Director general Fundación Roy Lichtenstein.  Roy Lichtenstein: De principio a fin.  Madrid: Fundación Juan March, 2007, 176 p.
  • Del Conde, Teresa, pres.  José María Velasco: Libreta de apuntes.  México: Siglo XXl / Instituto Mexiquense de Cultura, 2011, 16 p. +ii. (facsimilar)
  • Drew, Joanna y Lampert, Catherine, pres.  Lucian Freud: Works on paper. London: South Bank Board, 1988, 128 p.
  • Feaver, William.  Lucian Freud.  Londres: Tate Publishing, 2002, 240 p.
  • Martínez Fernández, Maritere.  ¡Cambiamos por favor!: Diario del taller de Gilberto Aceves Navarro.  México: Conaculta, 2003, 368 p. (Arte e imagen)
  • Schwarz, Dieter.  Gerhard Richter: Drawings 1964- 1999.  Catalogue raisonné. Düsseldorf: Richter Verlag, 1999, 340 p.

Actividades extraescolares durante el semestre

De acuerdo con las actividades culturales ya sean exposiciones, conferencias o eventos en general relacionadas con la asignatura, se programarán visitas a las mismas que tengan incidencia directa sobre el quehacer del dibujo.

Propósitos del curso de Dibujo III y IV

El profesor dentro del aula es la persona que procurará generar en el alumno la reflexión y la autocrítica. Esto es, favorecerá el dialogo entre los alumnos para que de esto se desprenda una adecuada comprensión del campo profesional del cual el propio profesor participa (o debiera participar) y el alumno requiere conocer. La transmisión del conocimiento deberá estar íntimamente ligada con los propósitos formadores de un profesional en su campo.

En el caso particular del dibujo, lo más importante será el reconocer que esta práctica no busca propósitos técnicos sino reflexivos, es decir, el alumno deberá entender que su fin está en sí mismo y no en el de ser un medio para lograr otro tipo de propósitos. El Dibujo es una práctica que sobre todo ayudará a desarrollar su capacidad de percepción y por ende su capacidad de observación. Dado que el alumno está relacionado con otro tipo de asignaturas en las que la visualidad es preponderante, el desarrollo de las capacidades preceptuales y por lo tanto dibujísticas contribuirán con otras materias en las que aparentemente el dibujo no está presente.

Así por ejemplo, asignaturas como Pintura, Grabado o Ilustración, reconocen en el dibujo su fundamento, pero otras asignaturas como las de Fotografía o Diseño Editorial pareciesen no tener nada que ver con él. Si se logra transmitir o generar en el alumno la capacidad de observación y percepción, entonces la visualidad del alumno tendrá mayor fundamento en ese tipo de asignaturas. En pocas palabras, si el alumno sabe dibujar, entonces sabe ver y si sabe ver sabrá ordenar, acomodar, componer, equilibrar, el problema plástico o gráfico al cual se enfrente.

El espíritu que permea dentro de la clase de Dibujo más que ser la del aula teórica, es la de ser un laboratorio.  En el taller de dibujo el alumno no hace dibujos, sino que desarrolla ejercicios que le permitirán entender la forma para la consecución de aspectos formales y preceptúales mencionados anteriormente. Los ejercicios le permitirán definir su idea de dibujo, que será individual, emanada de una serie de acercamientos que el profesor plantea dentro de la clase.

Lo anterior significa que al interior del aula se plantean una serie de ejercicios con determinadas características, pero que respeten la capacidad de percepción del individuo para reconocer su propia forma de ver, de observar.  Lo que se hace es fomentar o ampliar es forma de ver para que descubra sus propias habilidades y las encauce no a una forma universal o convencional de dibujo sino a su particular visión.

La idea de laboratorio o taller permite que dentro de la propia clase se puedan confrontar ideas, es decir, formas de resolución que necesariamente varían de un estudiante a otro con el propósito de que el alumno reconozca otros modos de abordar el problema, otros modos de entender, otros modos de dibujar y trate de solucionar problemas que en su propia práctica aparecen.  La experimentación, la insistencia y los materiales juegan un papel primordial en esto.  Así, la revisión paulatina a lo largo del semestre permitirá que el alumno tenga mayor claridad acerca de que el Dibujo no es único y saber de qué modo se puede resolver mejor el objeto a dibujar para construir el conocimiento entre todos bajo la supervisión del profesor.

Esto me conduce hacia el método de evaluación el cual muchas veces puede parecer subjetivo en asignaturas de esta naturaleza.  El ejercicio se plantea bajo ciertas características a las que el alumno se debe ajustar, esto sin perder la noción personal mencionada arriba.  En la evaluación los dibujos se colocan en el piso para que puedan ser apreciados por todos los alumnos, se seleccionan los que reúnen las características solicitadas para así, entre todos, descartar o señalar aquellos que se alejan de la propuesta original.  El ejercicio que reúne las características más cercanas a lo solicitado tendrá la más alta calificación y así se seguirá con los dibujos restantes. En ocasiones las propuestas están completamente alejadas de lo solicitado, entonces éstas tendrán la más baja calificación, no sin antes tratar de reconocer valores en ellos a pesar de que no cumplan con las expectativas.

Por lo anterior, notamos que la clase es eminentemente práctica en este aspecto y que a partir de la reflexión suscitada por los demás trabajos, estamos obligados a encausar mejor nuestras capacidades.  El dialogo generado en las evaluaciones a lo largo del semestre (que suelen ser entre 10 y 15) permitirá tener una actitud reflexiva y analítica hacia el quehacer en el dibujar.  Resultaría improcedente que el profesor planteara cual es la forma específica o única de dibujar ya que ésta responde exclusivamente a su visión particular y no a una noción de individualidad.

Paralela a la práctica del dibujo clase con clase, el profesor muestra ejemplos, mediante libros, de cómo los grandes dibujantes o artistas se han acercado al Dibujo.  Se trata de analizar la forma particular de dibujar y de encontrar paralelismos que conduzcan hacia una mejor comprensión del arte de dibujar. Esta práctica lleva consigo el interés por parte del alumno de preguntarse cómo quisiera dibujar (o como quién quisiera dibujar).  Con frecuencia se hace necesaria la clase teórica, es decir, en un salón de proyecciones, mediante transparencias o videos se presenta la particular forma de dibujar de algún artista (a veces diseñador o arquitecto) para sí adquirir otro tipo de noción de Dibujo o modos de ver que corresponden con otro tiempo y espacio.

Otra forma de complementar el conocimiento hacia el Dibujo, consiste en asistir a las exposiciones que se pudiesen presentar en nueva ciudad. Ya sean aquellas en las que el Dibujo es la condición o en las que éste se encuentra implícito en la obra como pueden ser la gráfica o la pintura. Así, se buscará que éste tenga un merecimiento valorativo que se ajuste más a su condición de práctica artística que vale por su propio derecho.

El dialogo, la reflexión, el análisis y la autocrítica se fomentan en estas actividades y por lo tanto construyen la visión del alumno también en el área conceptual.  De este modo el aprendizaje que se obtiene en el aula no se quedará ahí sino que se sumará a las otras asignaturas que conforman el plan de estudios y que visto en el plano vertical y horizontal construyen la profesionalidad del estudiante.

Criterios de evaluación:

Asistencia. Desempeño en clase.
Trabajos parciales.
Trabajo final.